Autocrítica

El amor al caballo, no nos puede llevar a pensar que los ejemplares que cada uno cría son los mejores, solo por el hecho de que sean de uno, pues ese es puede ser el principio de la decadencia de una ganadería. El mundo del caballo es muy pasional y se llega a querer mucho a los animales con los que se convive y es muy bonito enamorarse de ellos, pero sabiendo cómo son realmente, de qué virtudes gozan y de cuáles sería maravilloso que gozasen.