Un diseño personalizado para nuestros árboles genealógicos

En nuestro afán por mejorar cada día, decidimos realizar nuestros propios árboles genealógicos de los animales nacidos en la Yeguada y de las madres Campeonas de las que proceden. Para ello hemos tenido en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Diseño moderno y personalizado acorde con la filosofía estética de nuestra web.
  • Mejora de la información, consultando los libros originales editados desde 1912, lo que nos ha permitido subsanar los errores y rellenar las lagunas que aparecen en la versión electrónica del Stud-Book español [http://www.lgancce.com/].
  • Concisión en los datos aportados, evitando información redundante. Por ejemplo, si un progenitor está considerado como Calificado (escarapela roja) es evidente que previamente ha sido reproductor Básico (escarapela amarilla), por lo que no tiene sentido incluir ambas. A partir de los abuelos, dadas las fechas, los reproductores eran aptos o no y si tuvieron hijos inscritos es evidente que fueron dados como aptos, por lo que carece de sentido ponerles a todos la escarapela amarilla. Se consigue con ello mayor limpieza en el diseño del árbol.
  • Grafía escrupulosa de los nombres de los ejemplares, lo que facilita su búsqueda en la versión electrónica, pues (por este motivo) hemos optado por la forma con que aparecen en la base de datos, aunque en los libros originales no fuese así. Por poner un ejemplo, no es lo mismo “SALEROSO” que “SALEROSO.” Lo mismo sucede con los animales que añaden el año de nacimiento al nombre, como “BRICANDOR IX 1982”; en el libro aparece únicamente como “BRINCADOR IX”, pero cuando se detectó que había dos sementales con el mismo nombre, en la base de datos, que no admitía nombres repetidos, se optó por añadir el año de nacimiento para distinguirlos (a veces, incluso necesitaron de letras, cuando había un nombre repetido en dos animales nacidos en el mismo año)
  • Fechas de nacimiento completas, siempre que es posible, sin recurrir a las falsas. Por ejemplo, todos los animales que en la base de datos figuran como nacidos el 1 de enero de 1800 son animales de los que en realidad se desconoce la fecha de nacimiento. Cuando se diseñó la base de datos del Stud-Book el campo fecha de nacimiento era obligatorio, por lo que no se podía dejar en blanco, de modo que se recurrió a dar como nacidos en dicha fecha a todos los ejemplares sin datos al respecto. Nosotros hemos dejado esa fecha en blanco, pues no tiene sentido decir que un ejemplar nacido en 1800 es progenitor de uno nacido en 1949, cuando tendría casi un siglo y medio de vida. El caso de los animales que figuran como nacidos el uno de enero de un determinado año es más complejo. Los ganaderos, en muchas ocasiones, recurrían a esa fecha cuando no conocían la verdadera, de que modo que  un animal, por ejemplo, nacido el 1 de enero de 1956, seguramente nacería entre marzo y mayo, pero en estos casos es imposible dictaminar cuando la fecha es cierta y cuando no lo es, de modo que hemos optado por considerar todas como válidas, aún a sabiendas de que seguramente no fuese así.
  • Las capas se indican ciñéndonos a lo que ahora se denomina como Capa LG (LG es abreviatura de Libro Genealógico) y no a la Capa genética. La razón es muy simple, aunque sean más fiable los datos genéticos, son muy pocos los animales en los que figuran y desde luego de los abuelos hacia atrás en ninguno; razón por la que no tiene sentido emplear, al menos de momento, la capa genética. Los colores de las capas se indican con círculos de color (sobre los que figura el nombre del animal) que recuerdan fácilmente la tonalidad: gris para la capa torda, negro para la capa negra, marrón oscuro para la capa castaña, marrón claro para la capa alazana y amarillo para la capa baya.
  • Los caracteres o hierros de los criadores figuran siempre que nos son conocidos. Cuando aparece un signo de interrogación (?) rojo se debe a que: o bien no conocemos el carácter con que herraba dicho ganadero, o bien que no herrase; de modo que la interrogación NUNCA quiere decir que desconozcamos el criador; cuando sucede esto el lugar previsto para el hierro aparece en blanco. Cuando un ganadero ha utilizado diversos caracteres, dependiendo de determinados circunstancias, hemos elegido el diseño que se empleaba en la fecha de nacimiento del animal. Por ejemplo, en la Yeguada de Doña Isabel Merello, Viuda de Don Fernando C. de Terry, se herró con el hierro del bocado con c hasta que fue vendido a Rumasa; desde cuya fecha se empleó el primitivo hierro de Don Fernando (una U y una F). No sabemos porqué, en la versión electrónica del libro figuran animales de dicha Yeguada con el hierro de la U y la F nacidos en época en que herraban con el del bocado. En nuestra versión se ha corregido esta anomalía.

Por todo lo dicho, nos ha supuesto un esfuerzo considerable la realización de nuestros propios árboles. Evidentemente es más fácil poner directamente el que genera la base de datos del Libro Genealógico Español; pero pensamos que ha valido la pena dedicar algo de trabajo a este tema que es, sin duda, interesante; pues conocer la filiación genética siempre aporta datos de suma importancia. Para ver los árboles, simplemente entrar por las diversas vías que dan acceso a cada uno de los ejemplares y pulsar sobre el botón rojo rotulado “Árbol genealógico”.